¿Cómo declaro mi piso de alquiler a Hacienda?

Como sabrás acaba de empezar la campaña de la Renta y Patrimonio de este año (tienes hasta el 30 de junio para presentarla, que no se te olvide). Tanto si eres propietario o propietaria de una vivienda, como si vives en un piso de alquiler tendrás miles de preguntas:

¿Debo incluir mi vivienda en la declaración de la renta?

¿Cómo declaro el alquiler?

¿Qué deducciones hay para el alquiler de mi piso?

Y es normal que tengas estas dudas. Sabemos que los continuos cambios en la legislación generan una angustia recurrente a la hora de presentar la declaración de la Renta, por eso, en Zazume queremos ayudarte resolviendo algunas de las dudas más comunes.

 ¡Allá vamos!

Como propietario o propietaria, los ingresos procedentes del alquiler se consideran un rendimiento de capital inmobiliario y por tanto, forman parte de la base imponible general, la misma donde aparecen los rendimientos del trabajo (salario). A dicho importe, se le podrán deducir una serie de gastos, como:

  • El IBI y otros impuestos que recaigan sobre tu inmueble
  • Los intereses del préstamo hipotecario
  • Los gastos de reparación y conservación de tu piso como pintura, arreglos y/o la sustitución de instalaciones como la calefacción, ascensor u otros. Pero cuidado con la trampa, esto no incluye las mejoras o ampliaciones de la vivienda. 
  • Las deudas por impago si el inquilino deudor está en concurso, o si han transcurrido más de 6 meses desde la primera gestión de cobro.
  • Los gastos de terceros como los gastos de administración, vigilancia, portería, etc.

¡NOVEDAD!

Además, este año se incorporan también las deducciones aprobadas en el decreto de la ley «verde», es decir, por rehabilitación de viviendas para mejorar la eficiencia energética. Estas bonificaciones podrían variar entre el 20% y el 60% del importe total del IRPF.

PARA INQUILINOS/AS

En cuanto a las personas inquilinas, aunque percibes el alquiler como un gasto, la legislación Española no te obliga a declarar que vives de alquiler en una vivienda, a no ser que recibas algún tipo de ayuda.

Las ayudas directas del alquiler de la vivienda – como el bono joven – son un tipo de subvención que está considerada una ganancia patrimonial en el IRPF, aunque tributa en la base general del IRPF y no en la del ahorro, como ocurre con las inversiones. Además existen dos tramos de desgravación fiscal para poder ahorrar impuestos: el estatal y el autonómico. 

Es importante que, tanto si tienes un piso en propiedad como si vives en un piso de alquiler, lleves siempre un control de tus transacciones. Por eso en Zazume, tanto propietarios como inquilinos tienen visibilidad en todo momento de todos los pagos y gastos que se han realizado a lo largo de cada contrato. De modo que podrás encontrar todos los contratos, facturas y recibos unificados en un mismo lugar cuando lo necesites, desde donde lo necesites. Así cuando llegué la declaración de la renta, podrás ahorrarte tiempo y algún que otro susto. 

¿Tienes alguna otra duda? 

No dudes en escribirnos a través de nuestras redes sociales o si lo necesitas, contáctanos.

¿Qué tengo que saber a la hora de alquilar mi piso?
Alquiler seguro: ¿Cómo puedo encontrar un buen inquilino?

Deja una respuesta

Your email address will not be published / Required fields are marked *