Devolución de la fianza del IVIMA

La devolución de la fianza del IVIMA en Madrid

Finalizado un alquiler, una de las gestiones más importantes es la devolución de la fianza. En el caso de los alquileres en Madrid, es importante tener en cuenta las condiciones y los plazos que establece el IVIMA. A continuación, vamos a analizar la devolución de la fianza del IVIMA.

Cuánto tiempo tarda el IVIMA en devolver la fianza

El plazo para que el IVIMA (Instituto de la Vivienda de Madrid) devuelva la fianza de un contrato de alquiler en la Comunidad de Madrid puede variar según diversas circunstancias. Por lo general, el IVIMA se rige por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) y el Decreto 79/2014 de la Comunidad de Madrid, que establecen las pautas para la devolución de la fianza. 

  • Plazo legal: Según la legislación vigente, el IVIMA tiene un plazo máximo de un mes para devolver la fianza una vez finalizado el contrato de alquiler. Este plazo se cuenta a partir de la fecha en que el inquilino entrega las llaves y se realiza la entrega efectiva de la vivienda al propietario o su representante.
  • Liquidación de deudas: Si durante la inspección se detectan deudas pendientes de pago por parte del inquilino, el IVIMA puede retener parte o la totalidad de la fianza para cubrir esas deudas. En tal caso, el plazo para la devolución de la fianza se extenderá hasta que se resuelvan estas cuestiones.
  • Comunicación por escrito: Es importante que tanto el inquilino como el propietario o su representante comuniquen por escrito al IVIMA la finalización del contrato de alquiler y la solicitud de devolución de la fianza. Esta comunicación debe incluir los datos de ambas partes, la dirección de la vivienda y la fecha en que se entregaron las llaves.
  • Documentación completa: Para agilizar el proceso de devolución, es fundamental que ambas partes presenten toda la documentación requerida por el IVIMA de manera completa y precisa. Esto incluye el contrato de alquiler, el justificante de pago de la fianza y cualquier otro documento relacionado con el arrendamiento.
  • Gestión eficiente: La eficiencia en la gestión por parte del IVIMA y la cooperación de todas las partes involucradas son factores clave para acelerar el proceso de devolución de la fianza. Cuanto más ágil y completa sea la documentación y la resolución de posibles problemas, más rápido se realizará la devolución.

 

El plazo estándar para que el IVIMA devuelva la fianza de un contrato de alquiler en la Comunidad de Madrid es de un mes, siempre y cuando no existan deudas pendientes ni problemas relacionados con el estado de la vivienda. La colaboración de ambas partes y el cumplimiento de los requisitos legales son esenciales para agilizar este proceso y garantizar que la devolución se realice en el menor tiempo posible.

¿Están los propietarios obligados a devolver la fianza antes que el IVIMA?

No, no es necesario que devuelvas la fianza al inquilino antes de recibir la devolución correspondiente por parte del IVIMA. La fianza de un contrato de alquiler está destinada a garantizar el cumplimiento del contrato y cubrir posibles deudas o daños en la propiedad alquilada al finalizar el alquiler.

El proceso de devolución de la fianza debe seguir las pautas establecidas por la legislación vigente, que en la Comunidad de Madrid se rige principalmente por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) y el Decreto 79/2014. Según estas normativas, el IVIMA tiene la responsabilidad de verificar el estado de la vivienda y resolver cualquier deuda pendiente antes de proceder con la devolución.

Por lo tanto, como propietario, debes esperar a que el IVIMA realice la inspección y gestione el proceso de devolución de la fianza. Una vez que el IVIMA haya resuelto los posibles asuntos pendientes y esté listo para devolver la fianza, podrás recibir y devolver la fianza, sin necesidad de realizar un pago previo al inquilino.

Cómo devuelve la fianza el IVIMA a propietarios y propietarias

El IVIMA devuelve la fianza al propietario mediante un proceso que involucra un ingreso directo en su cuenta. Una vez que se ha completado la inspección de la vivienda alquilada y se han resuelto todas las cuestiones pendientes, el IVIMA procede a la devolución del depósito de garantía a los propietarios. Este proceso suele ser ágil y eficiente.

El instituto realiza una transferencia bancaria a la cuenta proporcionada por el propietario, lo que garantiza que la fianza sea restituida de manera segura y rápida. Es importante asegurarse de que los datos bancarios estén actualizados y sean precisos para evitar retrasos en la devolución.

Si necesitas asesoramiento para cualquier cuestión relacionada con la fianza de tus propiedades en alquiler, en Zazume te ofrecemos el apoyo que necesitas. 

Las condiciones de un alquiler de larga estancia
Qué cubre un seguro de casa básico, las coberturas habituales