Qué impuestos se pagan por alquilar una vivienda

Qué impuestos se pagan por alquilar una vivienda actualmente

Para un propietario es fundamental saber qué impuestos se pagan por alquilar una vivienda y cómo repercuten estos pagos fiscales. La ley tributaria actual en España puede resultar compleja, hemos creado una guía básica con la que podrás saber qué impuestos se pagan por alquilar una vivienda y cómo se declaran estos impuestos. 

El propósito de los pagos fiscales por rentas de alquiler

Antes de comenzar, es importante poner en contexto los pagos fiscales derivados de un alquiler. 

Un propietario que perciba unas rentas por alquilar su casa está obteniendo una ganancia, es decir, está ingresando mes a mes un dinero por el que debe tributar. Este dinero se incluye en el IRPF, el Impuesto sobre las Rentas de las Personas Físicas, por tanto se declara anualmente al completar la Declaración de la Renta. 

La cuantía final viene determinada tanto por los ingresos como por los gastos. La Agencia Tributaria tiene en cuenta los ingresos totales, pero prevé una serie de deducciones que incluyen todos los gastos fijos de una vivienda que dependan del propietario. Por lo tanto, la base imponible viene dada por los ingresos, menos los gastos fijos. A esta cantidad, habrá que añadir además otras bonificaciones fiscales previstas para propietarios.  

En términos generales, estos son los principios referidos al pago de impuestos derivados del alquiler de propiedades, a continuación analizamos todas las cuestiones específicas. 

Los impuestos que pagamos al obtener una renta de alquiler

Cuando analizamos qué impuestos se pagan por alquilar una vivienda, debemos referirnos al IRPF. 

Al hacer la Declaración de la Renta es necesario indicar los datos de la vivienda en el apartado C de Bienes Inmuebles, que está actualmente en la página 6 de la Renta. Las casillas que van desde la 0061 hasta la 0075 son las que nos permiten completar la información de la vivienda. También es necesario completar la casilla 076 para determinar si el piso ha estado vacío durante el año fiscal en vigor, de ser así, el propietario deberá pagar un impuesto extra.  

Una vez identificada la casa en la Declaración, debemos añadir el total de ingresos que hemos obtenido por el alquiler. Este paso es sencillo, solo tienes que localizar la casilla 0102 e indicar los ingresos brutos percibidos. Todavía no se aplica ninguna rebaja fiscal, por tanto esta casilla refleja las ganancias totales en un año.

Hasta aquí, hemos identificado el inmueble ante la Agencia Tributaria y hemos declarado las ganancias brutas obtenidas por rentas de alquiler, ahora debemos incluir las deducciones.

Qué gastos puedo deducir para compensar los ingresos del alquiler

Desgravar los gastos te va a permitir reducir los pagos derivados de tus ganancias, así de fácil, pero es importante saber qué pagos son deducibles. Los permitidos por Hacienda son los siguientes.

Reparaciones y reformas

Todos los gastos referidos a la conservación y la mejora del inmueble son deducibles, por tanto, no debes olvidarte de incluirlos en tu Declaración. Es importante tener claro los conceptos de reforma y mejora, por ejemplo, ampliar una terraza no se considera una reforma deducible. 

Si has reformado una vivienda en alquiler y quieres deducir este pago en tu Declaración de la Renta, en Zazume te asesoramos acerca de los conceptos que puedes desgravar. 

IBI y tasas

Todos los impuestos que pagas por la propiedad de tu vivienda son deducibles en el IRPF. El IBI, las tasas de recogida de basura, el pago de impuestos referidos a servicios comunitarios como la luz, etc., pueden incluirse en la Declaración y repercuten siempre en favor del pagador.

Intereses de la hipoteca

Si tu casa en alquiler está hipotecada, también puedes incluir los intereses en la casilla 0104. 

No todos los pagos hipotecarios se incluyen en la Declaración como gasto deducible, solamente se puede declarar el total que representan los intereses.

Comunidad y seguros

Tanto el pago de las cuotas de la comunidad como la cuantía de los seguros se pueden deducir, siempre que los asuma el propietario. Los servicios inmobiliarios que te ofrece Zazume son desgravables, y por tanto te permiten reducir un porcentaje de los pagos que establece Hacienda para propietarios con casas en alquiler. 

Suministros

Si el propietario se hace cargo del pago de algunos de los suministros de la vivienda, también podrá incluirlos en el IRPF para obtener una deducción fiscal. 

Dinero adeudado

Los importes a deber por parte del inquilino también son desgravables. Si has dejado de percibir varias mensualidades por morosidad, puedes solicitar una rebaja fiscal que se incluye en el IRPF.   

Los tramos del IRPF por ganancias referidas al alquiler

Otra de las claves a la hora de determinar qué impuestos se pagan por alquilar una vivienda son los tramos del IRPF, que permiten aplicar tipos progresivos en función de las ganancias. Tras la actualización del año 2022, estos tramos quedan de la siguiente manera: 

  • De 0 €  a 12.450 €: 19 %
  • De 12.451 € a 20.200 €: 24 %  
  • De 20.201 € a 35.200: 30 €.
  • De 35.201€ a 60.000 €: 37 %.
  • De 60.001 € a 300.000 €: 45 %.
  • A partir de 300.001 €: 47 %. 

 

En función de las rentas totales obtenidas por el alquiler, Hacienda determina un tipo específico.

Otras deducciones en el pago de impuestos por alquilar una casa

La declaración de las rentas obtenidas por el alquiler aplicadas al IRPF son comunes a todos los propietarios que perciben rentas de este tipo, sin embargo, la actualización de la Ley en 2022 establece otras situaciones particulares, entre las que conviene destacar las bonificaciones por el alquiler de una vivienda habitual, y las bonificaciones por alquiler a jóvenes.

Si la vivienda alquilada figura como primera residencia del inquilino, la reducción en la Declaración es de un 50 %, pero este tramo puede aumentar hasta un 90 % si el precio del alquiler se reduce, o si se alquila la vivienda a personas jóvenes. 

Las bonificaciones actuales son las siguientes:

  • Bonificación 50% en caso de bajar el alquiler en un 5% al menos.
  • Bonificación 70% al alquilar a jóvenes de entre 18 y 35 años.
  • Bonificación 90% si estas condiciones se llevan a cabo en zonas tensionadas.

 

Para este último caso, podemos obtener hasta un 90 % de bonificación si la vivienda se encuentra en una zona tensionada. Estas zonas son las que han sufrido una mayor revalorización de los precios del alquiler en los últimos años, y por tanto la rebaja del precio o el alquiler a jóvenes se bonifica con una rebaja de hasta el 90 % en las ganancias totales obtenidas por el alquiler. 

Zazume, tu asesor de confianza

En Zazume te ofrecemos todos los servicios que necesitas, para ofrecerte la solución adecuada ante cualquier circunstancia. 

 

¿Cómo puedo calcular el IPC del alquiler de mi vivienda?
10 consejos para evitar los impagos de alquiler

Deja una respuesta

Your email address will not be published / Required fields are marked *