Gestión de suministros

La gestión de suministros de una casa cuando se queda vacía

Cuando los inquilinos abandonan una vivienda, el pago de suministros pasa a ser responsabilidad del propietario. La gestión de suministros es uno de los aspectos más importantes del alquiler, una diligencia incorrecta puede suponer un corte en el suministro o un impago, que puede incluso derivar en una causa administrativa.  

La gestión de suministros tras el cambio de inquilino

La luz, el agua o el gas de una vivienda siempre deben estar asociados a una persona titular y a una cuenta bancaria, en la que se efectúen los cobros. Cuando un inmueble está en alquiler, son las personas que residen en la vivienda quienes se encargan de este tipo de pagos, a no ser que de mutuo acuerdo, se establezca lo contrario en el contrato. 

En el momento en el que los inquilinos abandonan el inmueble se elimina la obligación de pago, y por tanto los suministros deben pasar a nombre de otra persona. En estas circunstancias tenemos dos opciones:

  • El pago de los suministros pasa a los nuevos inquilinos, si los hubiera.
  • Los suministros quedan a nombre del propietario, si la casa no es ocupada por nuevos inquilinos.  

 

Por tanto, si la casa no dispone de inquilinos nuevos, ya sea de forma temporal o permanente, la responsabilidad económica del pago de suministros corresponde a los propietarios. 

¿Qué sucede si no se pagan los suministros?

Independientemente de si los impagos se generan de forma voluntaria, o si los responsables no se han apercibido de forma involuntaria, el cese de pagos tiene consecuencias. 

Cada empresa suministradora tiene cierta libertad para actuar ante casos de impago, pero el proceso suele ser similar en todas las empresas relacionadas con el sector de los suministros.  

Las compañías emiten una factura, el titular dispone de un plazo de 20 días para abonarla, si no se procede a realizar el pago, el servicio deja de prestarse en un plazo de dos meses. Las compañías están en la obligación de avisar al titular en caso de corte de suministro, por tanto, si dejas de pagar la luz o el gas de manera involuntaria, la compañía te avisa antes de que se produzca el corte de suministro.

Si el cese del servicio se lleva a cabo, siempre se puede restituir abonando los pagos pendientes, los intereses y un recargo que aplica la compañía por los trámites llevados a cabo. En el caso de la luz, el suministro se recupera en un plazo de 24 horas, en el caso de las compañías de gas, el plazo es de 48 horas.   

Cómo se cambia la titularidad de un suministro

Existen varias formas de cambiar la titularidad de un suministro, en cualquier caso, se trata de un trámite muy sencillo, que permite cambiar la titularidad en pocos minutos.

La compañía solicita el nombre, la cuenta bancaria y un documento que acredite la identidad del nuevo titular, habitualmente el DNI o NIF. Una vez que la compañía dispone de todos los datos, el cambio se lleva a cabo de inmediato y es la propia empresa quien se encarga de esta gestión. 

En la actualidad, los cambios de titularidad de suministros se pueden realizar por teléfono, internet o de manera presencial en las oficinas de la propia compañía. En ningún caso el cambio de titularidad del suministro va a tener un coste para el usuario.

Cambio de titularidad entre inquilinos

Respecto a este tipo de gestiones, el proceso más sencillo para el propietario es el cambio de titularidad de un inquilino a otro, pero será necesario que la vivienda esté ocupada de forma continua. 

La obligatoriedad del pago de suministros por parte de un inquilino se mantiene hasta el día exacto en el que abandona la casa, si la vivienda es ocupada por un nuevo inquilino, el cambio de titularidad se lleva a cabo de forma instantánea, y sin que el propietario deba encargarse de realizar esta gestión, ni figurar como titular de los suministros. 

En Zazume nos encargamos de evaluar las condiciones de personas que buscan un inmueble como el que tú quieres alquilar, para que puedas encontrar a las personas adecuadas de inmediato. Además, nuestro equipo de asesores se encargará de asesorarte en todo el proceso de gestión y cambio de suministros para que tú no tengas que preocuparte de nada.

La inclusión de los suministros en el contrato de alquiler 

En referencia al pago de los suministros en general, es muy recomendable que las condiciones pactadas se reflejen en el contrato, incluso si se trata de las condiciones habituales.

Legalmente, el pago del agua, la luz, el gas o internet le corresponde al inquilino, a no ser que se pacte de otra forma. Incluso si el acuerdo es el habitual, es conveniente que en el contrato figure que serán los inquilinos quienes serán responsables de satisfacer los pagos de suministros. 

En caso de impago o de cualquier problema relacionado con la titularidad de estos contratos, haber incluido las condiciones en el contrato de alquiler siempre va a suponer una medida de protección para los propietarios del inmueble.

Gestión integral del alquiler con Zazume

En Zazume nos encargamos de todos los aspectos relacionados con tu alquiler. Uno de los servicios que te ofrecemos es el cambio de suministros, nuestro equipo se encarga de asesorarte en cambios relacionados con la luz, el agua, gas, internet, seguros, etc., y además llevamos a cabo los trámites necesarios para que el cambio se haga efectivo de inmediato, y tú no tengas que preocuparte por nada.

Si necesitas más información acerca de nuestros servicios integrales del alquiler, contacta con Zazume.           

 

 

 

 

Si mi inquilino no me paga la renta, ¿qué hago?
¿Por qué debería gestionar mi alquiler con una agencia de alquiler de pisos profesional?

Deja una respuesta

Your email address will not be published / Required fields are marked *