CRM inmobiliario

¿Por qué necesito un CRM Inmobiliario?

El uso de un CRM inmobiliario supone una ventaja para todos los profesionales que nos dedicamos a la gestión de inmuebles. El desarrollo de herramientas de gestión digitales ha supuesto una revolución en muchos sectores, en el caso de los CRM inmobiliarios no solo permiten digitalizar toda la información relativa a una vivienda, además facilita el contacto con el cliente, protege datos privados y se adapta a las cualidades de cada contrato. 

Qué es un CRM

Antes de analizar las funciones de un CRM inmobiliario, es importante evaluar las tareas que puede llevar a cabo un CRM genérico.

CRM son las siglas de Customer Relationship Management, es decir, se trata de un gestor de relación con clientes. Los CRM son espacios digitales orientados al uso empresarial, que permiten archivar y acceder a la información particular de cada cuenta y cliente. 

El objetivo de los CRM es digitalizar todos los procesos relacionados con el cliente. En términos generales, un CRM ayuda a rastrear y localizar información de clientes, conecta al equipo completo a través de la nube, gestiona leads, ayuda a gamificar y escalar la empresa y ofrece insights eficaces. 

La aplicación de un CRM a la actividad inmobiliaria

Las agencias inmobiliarias y en general, todas las empresas relacionadas con el mercado inmobiliario, generan una elevada rotación de clientes debido a su actividad. La posibilidad de digitalizar todos los datos de propietarios e inquilinos, así como los documentos contractuales, permite centralizar toda esta información en un solo lugar.

Los accesos facilitan consultas exclusivamente a personas autorizadas. A través de un dispositivo con conexión a internet, cualquier miembro de la inmobiliaria podrá acceder al CRM particular de la empresa, y añadir o consultar documentos. 

En términos generales, podemos determinar 4 grupos de acciones que un agente inmobiliario puede llevar a cabo mediante un CRM especializado:

  • Datos de clientes: Ya se trate de vendedores, inquilinos, propietarios que alquilan su vivienda, proveedores o cualquier persona o empresa que esté relacionada con una operación inmobiliaria. Todos los datos quedan almacenados y están disponibles desde diferentes dispositivos.
  • Interacciones: Todos los pasos que damos para la venta o el alquiler de una vivienda quedan reflejados en el CRM, de una manera rigurosa y eficiente. Un CRM inmobiliario documenta todas las comunicaciones que se han producido entre las partes implicadas.  
  • Automatizaciones. Los CRM relacionados con el sector inmobiliario también permiten estandarizar gestiones repetitivas, tareas, alertas y otras acciones que, de lo contrario, exigen un tiempo del que no siempre disponemos. 
  • Informes: El análisis de datos es fundamental para un agente inmobiliario, un CRM va a generar estadísticas de forma automática, y nos va a facilitar la gestión de informes.    

La aplicación real de un CRM inmobiliario

Los CRM actuales incluyen todo tipo de acciones y herramientas, que constantemente se renuevan para adaptarse a las necesidades actuales. 

Una agencia del alquiler que trabaja con un CRM comienza abriendo un perfil nuevo referido a un propietario que desea alquilar una vivienda, en este perfil se adjuntan todos los datos legales de la casa, los documentos aportados por el cliente y sus especificaciones respecto al futuro alquiler. 

El CRM permite localizar perfiles de inquilino determinados, desde una base de datos integrada en el propio CRM. El sistema permite gestionar tanto las visitas, como las condiciones particulares de cada posible inquilino, por ejemplo los planes de viabilidad.

Una vez tomada la decisión por ambas partes, el CRM incluye la posibilidad de añadir los documentos legales, por ejemplo el contrato de alquiler, y añadir los servicios contratados por los propietarios durante la duración del contrato. 

En el caso de una agencia de alquiler como Zazume, disponemos de un software inmobiliario propio, que nos permite ofrecer el mejor servicio a las personas que buscan inquilinos a través de nuestra plataforma. El software de Zazume también incluye herramientas orientadas a la gestión de propiedades, centralizando toda la información en un solo espacio digital.  

Las anteriores son las funciones básicas que podemos obtener mediante el uso de un CRM aplicado al sector inmobiliario, sin embargo, existen muchas otras herramientas que se integran en este tipo de software. Una de las ventajas de los CRM es que se adaptan a las condiciones y la actividad de cada empresa, por tanto lo habitual es que cada agencia inmobiliaria disponga de un programa adaptado al trabajo que desarrolla.     

La política de protección de datos a través de un CRM 

Otra de las ventajas de un CRM es que su uso se adapta a los principios legales de protección de datos. En España hay dos cuerpos normativos referidos a este tema, por una parte la Ley Orgánica de Protección de Datos, y la legislación comunitaria de protección de datos de la Unión Europea.   

Por lo general, los CRM se ajustan a la normativa vigente, lo cual significa que disponen de espacios de almacenaje seguros, copias de seguridad y sistemas de acceso que evitan tanto que la información pueda sufrir ataques y borrados, como el acceso de personas ajenas a la organización.

Trabajar con un CRM para agencias inmobiliarias significa tanto proteger tus datos como los de tus clientes, y cumplir con la ley vigente referida a la protección de datos.  

Zazume, tu agencia del alquiler

En Zazume somos expertos en gestión de alquileres. Nuestro equipo te ayuda a encontrar el inquilino perfecto para tu propiedad, además te aseguramos el cobro de tu alquiler y servicios complementarios, para que puedas disponer de todas las gestiones que necesitas en todo momento.   

 

  

Cómo y cuándo es legal desahuciar a un inquilino
Qué es un API inmobiliario y qué funciones tiene

Deja una respuesta

Your email address will not be published / Required fields are marked *