Seguro de protección de impagos

¿Qué es un seguro de protección de impagos?

Uno de los servicios más solicitados actualmente en relación con el alquiler es el seguro de protección de impagos. Reducir los riesgos financieros cuando alquilamos una vivienda es una de las preocupaciones básicas por parte de los propietarios, mediante la contratación de seguros de protección de impagos podemos asegurar el cobro mensual de la renta, además, en caso de impago es la compañía la que se hace cargo de solicitar la cuantía que suponen los retrasos. 

Zazume ofrece un servicio de pago de alquiler antes del día 10 si el inquilino no abona la mensualidad. Hemos eliminado los requisitos y las restricciones que incluyen otras agencias y aseguradoras, para que puedas percibir tu alquiler a tiempo siempre que se produzca un retraso o un impago. 

La cobertura de un seguro de protección de impagos

Un seguro de impagos para alquileres tiene una finalidad principal, cubrir la cuantía del alquiler en caso de impago.

Si el inquilino no puede hacer frente al pago del alquiler durante uno o varios meses, es la compañía quien abona la mensualidad al propietario, además se hace cargo de la gestión de los pagos pendientes.

La principal ventaja para el propietario es que siempre va a percibir la mensualidad, en el caso de Zazume, antes del día 10 de cada mes.

Situaciones en las que es útil disponer de un seguro de impagos    

Los procesos legales previstos por la Administración en el caso de los impagos en viviendas de alquiler son costosos y a menudo, muy largos. 

A partir del segundo impago, la Ley vigente nos permite reclamar, sin embargo, el inquilino dispone de muchas alternativas para alargar el proceso y retrasar la resolución del caso, de hecho, lo recomendable es que inquilino y propietario lleguen a un acuerdo si no se dispone de un seguro por impago.

Además de los beneficios económicos, el seguro de protección de impagos permite evitar procesos administrativos que, en muchos casos, no nos aportan una solución inmediata.

Respecto al aspecto económico, cualquier circunstancia en la que se produzca un impago queda cubierta con Zazume. Las aseguradoras tradicionales establecen una serie de condiciones o plazos para empezar a cobrar la compensación por impago, sin embargo, en Zazume activamos automáticamente la póliza siempre que se produzca un impago, para asegurar el cobro íntegro de la mensualidad antes del día 10 de cada mes. 

La selección del inquilino y el seguro de protección ante impagos

El proceso de selección es el primer recurso del que disponemos para evitar futuros impagos. En Zazume colaboramos contigo y ponemos a tu disposición una base de datos con inquilinos potenciales, que están buscando una vivienda similar a la que quieres alquilar. Nuestro equipo se encarga de valorar financieramente cada solicitud, para reducir las probabilidades de impago durante el período de vigencia del alquiler. 

Sin embargo, son muchos los motivos que puedan provocar un retraso en el pago del alquiler y por tanto, no existe una seguridad total a largo plazo. Para reducir las posibilidades de impago, es recomendable tener en cuenta las siguientes cuestiones referentes al inquilino antes de alquilar:

  • Es aconsejable comprobar que los inquilinos potenciales no aparecen en listas de morosos. 
  • El importe del alquiler no debe rebasar el 40 % del sueldo total percibido.
  • El contrato laboral y el tiempo trabajado también son indicadores muy fiables a la hora de reducir las probabilidades de impago. 
  • En caso de trabajadores autónomos, es recomendable comprobar las últimas declaraciones trimestrales del IVA.  

 

En Zazume llevamos a cabo estas comprobaciones financieras para reducir las posibilidades de impago en el alquiler.

Impagos y deterioro del inmueble

En la mayoría de los casos en los que un inquilino incurre en un impago, la situación se resuelve y la cantidad adeudada se abona, sin embargo, en casos extraordinarios, los retrasos pueden ir acompañados de destrozos en la vivienda. 

El servicio de Alquiler Garantizado de Zazume no solo incluye el cobro garantizado de cada mensualidad, además dispones de una cobertura de hasta 3.000 € por destrozos relacionados con vandalismo, y una cobertura añadida de hasta 300 € por cambio de cerradura.

Si el inquilino ha llevado a cabo destrozos en la vivienda, lo habitual es solicitar compensaciones mediante vía administrativa o judicial. Con Zazume también dispones de asesoría legal siempre que lo necesites, incluyendo casos en los que el inmueble o el mobiliario han sido dañados de manera deliberada.  

Planifica tus ingresos de forma segura

Con el seguro de protección de impagos de Zazume podrás planificar tus ingresos mensuales con seguridad. Si dispones de uno o varios inmuebles en alquiler y no quieres que tu capital se vea afectado por retrasos en los pagos, en Zazume te aseguramos una solución a tu medida.

Zazume te asegura el cobro de tu alquiler antes del día 10, sin necesidad de complejos procesos para demostrar que, efectivamente, se ha producido un retraso en los pagos de tus inquilinos. 

Al seguro de impago añadimos otras pólizas en caso de destrozo, y la cobertura legal que necesitas. Nuestro equipo se encarga de gestionar la resolución del proceso con el inquilino, para que tú no tengas que preocuparte por nada.        

        

Alquiler seguro: ¿Cómo funciona el seguro de alquiler de mi piso?
Cómo declarar el alquiler en Madrid. Deducciones fiscales

Deja una respuesta

Your email address will not be published / Required fields are marked *